Han leído nuestras reviews:

martes, 4 de noviembre de 2008

2- MAYHEM "De Mysteriis Dom Sathanas"

Si alguien se preguntara: Qué discos serían "ideales" a la hora de incursionar en el Black Metal, seguramente entre las primeras opciones debería considerarse a "De Mysteriis Dom Sathanas", de Mayhem. La banda y el disco que hoy nos incumbe fue, es, y será pieza fundamental en las derivaciones sonoras de la actual escena extrema (Death/Black). Formada en los años 80 la banda se caracterizó por de ser de las primeras en el género y por sus contribuciones extramusicales (algunos de sus miembros fueron integrantes del Inner Circle). Con un Black Metal en busca de su definitiva identidad en el plano musical, "De Mysteriis…" concluye este trabajo, en base a su sofisticada composición musical y sonora hasta aquél momento desconocida.
La placa consta de ocho temas los cuales en su mayoría rondan los seis minutos. Sólo en momentos puntuales encontramos lapsos melódicos de guitarras con ritmos a medio tiempo, tal es el caso de los primeros dos minutos del tema "Pagan Fears".
Piezas como "Funeral Fog" o "Life Eternal", nos hacen notar diferencias con discos del estilo, antecesores: Sonido limpio, una labor excelente de la batería a cargo de Hellhammer (quizás el mejor del estilo) y una voz heterogénea, son los puntos sobresalientes de la placa; sobre esto último, Attila no se encasilla en los típicos cantantes que "despiden" los clásicos chillidos agudos, y transformando la regla en excepción, alterna entre gritos desgarradores y susurros que transmiten mensajes escritos por el mismísimo Dead. Clásicos como "Freezing Moon", "Cursed in Eternity", "From the Dark Past" y el homónimo del nombre de la placa, encuadran en una misma línea con piezas de alta intensidad y composición. Las líneas de bajo son ejecutadas por el amado u odiado (pero nunca indiferente) Varg Vikernes (Burzum), verdugo del guitarrista Euronymous, cuyas participaciones añaden a la obra un valor histórico más que musical. La placa también contó con la colaboración de una guitarra adicional a cargo de Blackthorn.
La novedad de un sonido limpio pero extremadamente agresivo actuarán de pilar en las bandas de segunda (Gehenna, Dimmu Borgir, Emperor) y tercera generación (Keep of Kalessin, 1349) del Black Metal.
Bajo la producción y mezcla de Hellhammer, Euronymous y Pytten (Eur Eirik Hundvin: sujeto íntimamente relacionado con el sonido Black de principio de los 90) y la edición por el sello Deathlike Silence (propiedad de Euronymous, ya en aquél momento fallecido), en 1994 "De Mysteriis Dom Sathanas" sale a la venta con una tirada de sólo mil copias, para que a partir de allí ya nada fuera igual en el Black Metal.
Comentó: José María Aicardo para OXIDO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario