Han leído nuestras reviews:

martes, 31 de julio de 2012

28- THE UNBORN "Volviendo a Casa"


 
THE UNBORN es seguramente, una de las bandas pioneras dentro del sonido extremo/oscuro argentino. Formados hace diesiséis años, estos músicos capitalinos han logrado llegar a la poco usual (dentro de la escena nacional, claro está) friolera de cinco álbumes editados, más dos DVDs en vivo. Precisamente es "Volviendo a Casa" -el último registro de estudio, fechado en el corriente año- el que nos ocupa, y al cual trataremos de describir brevemente en estas líneas.

Como principal dato saliente del álbum, en él los músicos decidieron cambiar radicalmente su estilo, y pasar del furioso y frío Gothic/Black/Death que abrevaba en vertientes europeas, a este nuevo sonido NeoFolk. Pero ojo: hablamos de NeoFolk autóctono, argentino. Porque precisamente de eso se trata "Volviendo a Casa": es un gratísimo compendio de canciones muy tranquilas, casi sin pasajes de violencia; donde los climas, las voces y las percusiones toman inusitada importancia. Algo bien diferente a lo que veníamos escuchando de ellos. Y muy saludablemente distinto. No porque los discos anteriores no nos gustaran: es que éste es especial. Los espíritus ancestrales que sobrevuelan esta obra son nativos de estas tierras, no son símbolos de otras culturas.

La placa da comienzo -precisamente- con "Ancestros", una intro muy bien elegida como para anticipar claramente lo que vendrá. Altamente atmosférica, cuenta con un muy buen coro que cimenta una inequívoca sensación creciente de oscura tristeza.
El primer tema tras la intro es "Julieth", canción muy llevadera donde Dysis -voz femenina- se luce especialmente.
El tercer track del CD es "De Poetas y Locos", y en ésta, es Astaroth -voz masculina, guitarras, alma máter, ideólogo y único miembro fundador- quien aprovecha para lucirse. Asimismo, las percusiones de Zagham cobran un alto protagonismo.
"Bajo el Nogal" es la canción que sigue, y una de las mejores del disco. Nuevamente Astaroth nos entrega un gran trabajo de vocalización, probablemente el más logrado del álbum.
"Momento Final": es el segundo corte, por así llamarlo. Y el segundo videoclip que la banda grabó para este trabajo. La voz de Dysis es la que se eleva, conformando una canción melancólica (quizás más que el resto) y totalmente destacable.
"Marionette" es la que continúa, con la particularidad de ser cantada -casi en su totalidad- en francés. Astaroth es quien se encarga de esta labor, de la cual sale mucho más que airoso.
"Aves de la Oscuridad" es la posterior, también tratándose de un track muy logrado, extremadamente climático, con un recitado en su parte central que le aporta más clímax al producto final.
"Volviendo a Casa" es la carta de presentación de este registro homónimo, lo más parecido a un hit, si es que se nos permite usar tal palabrita. Una gran composición, en la cual se luce impecablemente el dueto Dysis / Astaroth. Excelente, seguramente lo mejor del disco (y de la banda a lo largo de su historia).
"Mi Melancolía": Esta es una muy bonita pieza donde la voz de Dysis toma diferentes matices, lo cual le va brindando una calidez muy notable al tema. La letra, sencilla y triste a la vez, transporta al oyente hacia pueblos perdidos en la inmensidad de nuestra tierra. De las que màs nos gustaron! 
"Angel Negro" representa el final de esta subyugante placa. Y por supuesto, no desentona para nada con la temática general del disco. Conduce Astaroth, a quien se une posteriormente Dysis en una comunión vocal que nos lleva lentamente y en paz, a la finalización de la escucha. 

 Es importantísimo destacar la exquisitez de las melodías provistas por el teclado de Elodia, que ayuda enormemente en la creación de los sencillos y efectivos microclimas de cada título, como así también el matiz folklórico que agregan las guitarras acústicas de Rovehr y las percusiones de Zagham

 Fantástica y encantadora experiencia la de escuchar este álbum. Vale la aclaración que requiere de más de una pasada para que la conmovedora brillantez de sus creaciones nos llegue al corazón; pero a no dudar que así ocurrirá. Párrafo final para el arte de tapa del mismo, bien acorde a todo lo expuesto y desmenuzado más arriba: ese solitario banco en medio de un paisaje arbolado, todo en riguroso blanco y negro con un ligero toque sepia, no podía graficar mejor lo que espera al oyente de "Volviendo a Casa"

Sólo nos resta extender nuestras felicitaciones a estos artistas argentinos por este arriesgado -y hermoso- giro en su temática sonora. 

 Comentó: Javier Parente, para OXIDO.- 

    

No hay comentarios:

Publicar un comentario